FUERA LA BARRICK GOLD DEL PAÍS.

FUERA LA BARRICK GOLD DEL PAÍS.
No a la mega minería y el uso del cianuro, fuera la Barrick Gold del país.

viernes, 5 de septiembre de 2014

Proyecto Termoeléctrico Punta Catalina.

Proyecto Termoeléctrico Punta Catalina.


Por Hector Turbi

CARBON

A estas alturas, los señores Rubén Bichara, Wilton Guerrero y Danilo Medina integrantes de un grupo muy íntimo al interior del partido de gobierno, deberían estar conscientes de que se exponen a un corrientazo que los achicharre políticamente, por la manera burda con que están manejando los temas relacionados con el Proyecto Termoeléctrico Punta Catalina.

Si alguien me reclama que esta es una afirmación política, respondería que no hay otra manera de enfrentar esta situación, pues precisamente político ha sido el camino que ha seguido el gobierno para manejar un tema de importantes características y dimensiones técnicas, económicas y sociales.

Y obviamente que los tres personajes mencionados son solo los representantes de una maraña de intereses políticos – empresariales que involucra a muchos actores, pero no todos como ellos tienen en sus manos un cable eléctrico pelado asumiendo el riesgo de que alguno de los demás participantes los conecte a un toma corriente sin avisarles.

El término carbón,  podría definirse en este caso como un negocio sucio, entonces en resumen podemos decir que lo que están haciendo los promotores y beneficiarios del Proyecto Punta Catalina es un tollo.

·  Un tollo  financiero y fiscal.
·  Un engendro mafioso y corrupto descomunal.
·  Un tollo a nivel técnico, medioambiental, económico y social, y
·  Un arreglo caótico en el ámbito político-institucional y de toma de decisiones.

Lo que pasa con este proyecto, es una escalada más de un Estado cuatrero y régimen mafioso que se ha instaurado en nuestra sociedad desde hace ya mucho tiempo.

 Con la llamada apertura comercial y liberalización económica que vivimos desde principios de los 80 del siglo pasado, asistimos a un ensamblaje de acero  de la tradicional corruptela y clientelismo político con la mercantilización a ultranza; el desborde del espíritu lucrativo a todos los niveles para dar como resultado un verdadero descuartizamiento y depredación de todo lo que se llame bienes comunes, patrimonio publico o servicios sociales.

Políticos tradicionales transformados en prósperos empresarios y viceversa para producir un drenaje descomunal de recursos desde los pobres hacia los ricos y unas élites que acumulando poder económico y político construyen barreras aparentemente infranqueables de impunidad, saliéndose con las suyas en la mayoría de los casos, comprando de todo con el dinero robado.

Ahora resulta que hay una conspiración, un boicot que impide que se consiga financiamiento internacional para las plantas a carbón, pero lo que nos ha permitido establecer sin la más mínima duda el pugilato armado en torno la sentencia del Tribunal Superior Administrativo suspendiendo una licitación a todas luces amañada, es que la propuesta económica del consorcio Odebrecht-Tecnimont-Estrella ha sido abultada y aprobada por la cámara de diputados en al menos US$500 millones de dólares, casi 22 mil millones de pesos, ese es el dato relevante, todo lo otro es una cortina de humo.

Diversos sectores en Bani comenzamos a inquietarnos por la ligereza y celeridad con que un proyecto que se supone debía ser tan importante para el país se estaba salcochando en medio de tanto misterio, prácticamente sin ofrecer a la población ninguna información relevante como debía suponerse.
 Centramos nuestras preocupaciones en los impactos ambientales, económicos y sociales, pero cuando revisamos los cálculos de la facultad de ingeniería y arquitectura de la UASD y al fin pudimos ver a regañadientes el estudio de impacto ambiental que violando toda norma depositaron en el ministerio de medio ambiente, pudimos comprobar que nos estaban vendiendo un proyecto de tecnología sub-crítica, convencional, tradicional, el mas contaminante, que el valor máximo a que podía llegar de acuerdo a los estándares internacionales era a US$1,500.00 millones de dólares, incluyendo el puerto.

Quedo claro para nosotros que si una empresa china de experiencia  en el ramo (Gezhouba) estaba ofreciendo una propuesta en US$900 millones, para evitar que se le desbaratara el negocio a los promotores de la CDEEE-ODEBRECHT-ESTRELLA-STANLEY CONSULTANTS, había que descalificar a esta empresa en la fase técnica, fueran subsanables o no sus errores, pues todo el mundo sabe que los chinos son en la actualidad el taller industrial del mundo con mas de 2 billones de dólares de reservas internacionales y con capacidad para financiar cualquier proyecto.

 Subsanando las diferencias técnicas, siendo este un proyecto diseñado por la CDEEE como dicen ellos tipo llave en manos, es claro que la oferta de los chinos podía subir a US$1,200.00 o US$1,300.00.

De cualquier forma estamos hablando de una diferencia demasiado grande, entendimos también porqué Isidoro Santana y Ramón Flores no firmaron el acta de adjudicación de la licitación, no necesitábamos mas explicaciones, pues hasta una bachata hay por ahí que dice “sobran las palabras”,  pues tratándose de dinero “sienten que cada vez lo aman mas”.

Pero igual, el ingeniero Antonio Almonte antiguo director de la Comisión Nacional de Energía (CNE) preguntó en un artículo que en vez de hablar de conspiración, porque  no lo hacían mas fácil y le explicaban al pueblo el desglose de en que ODEBRECHT-TECNIMONT-ESTRELLA gastarían los US$2,040.00 millones de dólares que contenía la oferta que finalmente acogió la CDEEE y el congreso.

Nosotros pediríamos además que esta gente explique en que es que han gastado según alegan US$300 millones de dólares, más de 13 mil millones de pesos, en un proyecto que a penas ha comenzado.

Hasta ahí,  nos referimos a lo que llamamos tollo financiero y fiscal con el componente mafioso que se ha descubierto, sin obviar que el financiamiento de este proyecto pondrá en un limite de riesgos a un endeudamiento público que se reconoce en un 50% del PIB, y que el mismo lo aumentara en 4 o 5 puntos porcentuales.

No nos  estamos basando en denuncias como las de el consorcio IMPE que ha acusado a ODEBRECHT de incluir US$80 millones dedolares, mas de 3,400 millones de pesos en refrigerios, bocadillos, viajes  y cosas de ese tipo, aunque al parecer esto también es cierto.

Para el pueblo dominicano no es una sorpresa que políticos, empresarios locales e internacionales, representantes de potencias coloniales e incluso los llamados organismos multilaterales se confabulen para esas “indelicadezas”.

Desde que el aventurero ingles Edward Harmont se puso de acuerdo con el gobierno de Buenaventura Báez en 1869 para estafar al país vendiendo papeles fraudulentas en Europa, posteriormente legalizados por el gobierno de Lilís con las casas Westendorp y la Santo DomingoImprovement Co. que concluyeron con la entrega de las aduanas, la mal llamada convención dominico-americana, la intervención militar  de 1916-1924, el robo de las tierras del país para los ingenios norteamericanos y la imposición de la tiranía trujillista por más de 30 años, la historia ha sido siempre la misma.

Trujillo y su grupo monopolizaron el robo vendiéndole empresas deficitarias al Estado a precios viles y comprando las empresas rentables a precio de vaca muerta, con violencia de por medio incluida.

En la etapa mas reciente la mercantilización, privatización y descuartizamiento de servicios y bienes públicos nos lo han vendido como “reformas”, como aquella de la seguridad social en la que lo único que funciona bien es que los bancos han recaudado mas de 260 mil millones de pesos de los trabajadores para los fondos de pensiones, hacen negocios con ellos y ahora ni siquiera quieren devolverle una migaja a los ingresantes tardíos de la llamada seguridad social.

En la otra parte del latrocinio: los trabajadores prepagamos a las ARS de los bancos, y después ellos con los cuartos de la gente en sus arcas deciden que tipo de servicio de salud van a cubrir, y de cualquier forma hay que pagarle enormes diferencias monetarias. Mucha gente con seguro prefiere irse a un hospital publico, mientras los bancos nadan en dinero, ese es otro mecanismo expedito de drenaje  de los pobres hacia los ricos, a eso es lo que han llamado reforma de la seguridad social, un robo fino.

Esto para no mencionar los fraudes bancarios que agregaron más de un millón de nuevos pobres, ni otra infinidad de escándalos con el mismo patrón: empresarios y políticos se roban el dinero del pueblo, con el cual adquieren tanto poder que se mantienen impunes.

Los dominicanos no sufrimos un modelo en que un grupo de políticos y empresarios roban: tenemos un sistema ladrón de la cabeza a los pies, que nos dominan robando, que es distinto.

Las instituciones están al servicio del robo institucionalizado, como eso de los empresarios del sector cañero (Central Romana, Viccini y tal), que por más de un siglo llenaron sus arcas con el sudor de los trabajadores migrantes con la que era “la espina dorsal de la economía”, muchos de ellos legalmente contratados por los gobiernos, pero ahora que ya la caña no es tan rentable entonces se valen de legisladores y jueces para aprobar leyes de migración, sentencias tipo TC-0168-13 y toda clase de aberraciones para negarle a sus herederos hasta un papelito que diga que tienen un nombre y que habían nacido en un cañaveral que se hacia pasar por país.

Ojala que este nuevo escándalo con la sobrevaloración de las plantas a carbón y otros latrocinios medioambientales, socioeconómicos e institucionales que a propósito de este proyecto referiremos, contribuya a que nos unamos para comenzar a decirle BASTA YA, a todo este desmantelamiento que las élites cuatreras han perpetrado contra nuestra sociedad.

Con el tema eléctrico las cifras del latrocinio son escandalosas, si comparamos los robos recientes con los modestos 13.2 millones de dólares que pago el Estado dominicano por la antigua Compañía Eléctrica de Santo Domingo (luego CDE), cuando fue nacionalizada en 1954.

La antigua CDE fue corrompida y desacreditada deliberadamente, basta recordar escándalos como los del contrato con  la HIDRO-QUEBEC-SOFATI  a principio de los 90, el nombramiento del antiguo jefe de la Banda Colorá, Ramón Pérez Martines (Macorís) para destruir a SITRACODE y el sinfín de contratos leoninos con empresas privadas.

Pero lo que más le duele al pueblo dominicano es que lo hayan querido tomar de entupido para hacer pasar por capitalización o privatización lo que no ha sido otra casa que un conjunto de tecnicismos para entregarle los bienes comunes a un tal sector privado insaciable.

Hablan ahora de la necesidad deque el Estado invierta en generación de bajo costo para solucionar el problema eléctrico, pero se supone que eso era lo que debían realizar las empresas “capitalizadas”.

Lo anterior es una mentira burda, desde finales de 1999 cuando se ejecutó la mentada capitalización y hasta la actualidad,  el estado ha pagado poco mas de 335 mil millones de pesos, más de 9,100 millones dólares en subsidios, ¿y cuanto han invertido los todopoderosos consorcios privados?, ni siquiera una cuarta parte de ese dinero. Queda claro que no era necesario regalarle las empresas eléctricas, con ese dineral pagado en subsidios en manos de gobiernos verdaderamente responsables hace mucho rato que se  hubiera resuelto el problema eléctrico.

Pero no han hecho  nada, y ahora  le quieren  vender al pueblo la idea de que con las plantas a carbón se iniciara la solución. Es simplemente una escalada más del latrocinio, con el agravante de que ahora intentan multiplicarnos los problemas ambientales, económicos y sociales derivados de la construcción y operación de estas plantas.

·  Que se acabaran los apagones, es mentira.
·  Que acabaran con el subsidio, es mentira.
·  Que rebajaran los costos del sistema, es una media verdad, casi mentira, al menos las tarifas no bajaran.

Especialistas conocedores del tema han explicado detalladamente en esos días porque es una farsa que las plantas a Carbón son la solución para el problema eléctrico nacional.

Y entonces porque tenemos que poner este estrés sobre las finanzas públicas?

Porque tenemos que sacrificar a niveles tan graves, la salud, el medio ambiente, la agropecuaria y tantos temas  sociales en la Provincia Peravia y el País?

La respuesta es que tienen que satisfacer las apetencias lucrativas de grupos empresariales y políticos inescrupulosos que solo piensan en sus bolsillos y su ambiciones de poder, aunque al pueblo se lo lleve el mismo diablo.

Volviendo al carbón como negocio sucio, podemos entender porque han saltado por encima de todos los mecanismos institucionales, la consulta con la población, la ley de medio ambiente y recursos naturales 64-00, los permisos municipales y todas las normativas habidas y haber, desacatan sentencias judiciales y dicen que solo Dios podrá detener su proyecto, así se miran así mismos, consideran que están por encima del bien y del mal.

Sobre la cuestión ambiental y los impactos económicos y sociales iniciaron el proyecto el 15 de diciembre del 2013 y reconocieron en el contrato firmado entre CDEEE-ODEBRECHT-TECNIMONT-ESTRELLA que las obras arrancaban formalmente el 7 de febrero del 2014. No se molestaron en realizar un estudio de impacto ambiental antes del inicio del proyecto.

El ministerio de medio ambiente emitió unos términos de referencia para el estudio, el 25 de marzo del 2014, con las obras ya en marcha.

Allí pusieron una serie de requisitos habituales, pero solo por puras formalidades, puesto que el estudio de impacto ambiental es un instrumento que debe elaborare en la fase de diseños para poder ser integrado con los planes de ingeniería y tomar la decisiones mas adecuadas de localización y manejo ambiental, pero eso no le servía de nada, sus decisiones ya estaban tomadas y todo esto solo podía ser estorbo a sus intereses.

La decisión de hacer el estudio respondió mas a la presión publica, que a una real intención de los promotores de cumplir con ese requisito, por eso a la carrera las firmas de consultores que se prestaron para esa treta (G y S Narural Group y Paredes Consultores Ambiéntales SRL), entregaron el estudio el 29 de julio (solo realizando una vista publica en Nizao, aunque los términos decían que debían realizar dos).

 El ministerio de medio ambiente publicó un aviso el 7 de agosto en el Listín Diario para que las personas e instituciones  interesadas  en hacer sugerencias al estudio pudieran pasar por esa dependencia en los próximos 15 días. No pasaron bien estos 15 días y ese ministerio sin consultar a nadie, sin hacer vistas públicas, sin permisos municipales, sin cumplir con nada anuncia que ha entregado el 26 de agosto la Licencia Ambiental, es una licencia política.

A estas alturas todavía el ministerio de medio ambiente, se niega a entregar los términos de referencia y el propio estudio, a pesar de que ya supuestamente ha emitido una tal licencia ambiental, violando todos los procedimientos establecidos.

En estas condiciones dicho estudio es una farsa, de todos modos esta gente dice allí que  más del 94% de la poblaron consultada en la provincia apoya ese tollo de proyecto, confunden la necesidad que tiene la gente de que se le busque solución al problema eléctrico, con este negocio sucio del carbón en Punta Catalina.

Valdría la pena retar a estos consultores y al ministerio de medio ambiente a que contraten una encuestadora independiente, que seleccione una muestra científica para ver si es verdad que la población de Peravia apoya eso.

El estudio dice muchísimas otras cosas técnicas, pero en temas como el manejo de las cenizas no aporta informaciones relevantes, sí dice que se ubicará un deposito de 194 mil metros cuadrados ubicados a unos800 metros del Batey San José donde aun viven mas de 30 familias y a unos 1,800 metros de la comunidad de Catalina, contrario a como se pensaba antes que este deposito estaría ubicado en un área mas cercana a las instalaciones de las plantas.

Habrá que desalojar familias y ni siquiera  lo mencionan. La ubicación de este depósito con la dirección de los vientos de la zona puede arropar a una comunidad como Paya donde viven más de 15 mil habitantes.

Según el ingenioso método propuesto por estos consultores, la población directamente impactada por el proyecto es la ubicada a 3 kilómetros de las instalaciones de las plantas, cosa que ni ellos     se lo creen.

Otra cuestión crítica es la seguridad de las instalaciones y la posibilidad de desastres ambientales catastróficos, pues la zona de Punta Catalina es sismicamente activa, esta expuesta a fuertes oleajes y fenómenos como huracanes y tormentas.

De hecho, la localización de esta capacidad de generación es más justificable por diversas razones en la región norte del país donde el déficit de electricidad ha sido históricamente mayor.

Para la ubicación de estas plantas en este lugar no se siguieron criterios técnicos, económicos y ambientales científicos, sino que se ubico allí simplemente por la disponibilidad de terrenos que en la zona tiene la familia mas rica del país, el grupo Viccini, que ha facilitado los mimos en condiciones aun muy oscuras.

En principio se dijo que se utilizarían unos 475 mil metros cuadrados, ahora sabemos porque se consigna en el estudio de impacto ambiental que el espacio que se utilizará para el proyecto son
2, 252, 511.58 mts2, más de 3,600 tareas de tierra y las instalaciones de las dos plantas más los depósitos de cenizas y carbón cubrirían 577,939 mts2.

De estas informaciones se desprende que aún quedan 1, 674,572.58 mts2, más de 2,600 tareas de tierra que no se ha informado a la opinión publica lo que se realizará con ellas, pero que  es claro que existen acuerdos secretos con Los Viccini respecto a ello y que estos acuerdos pueden tener serias implicaciones negativas  adicionales para la provincia Peravia y el País.

Por lo pronto, aunque en los términos referencia del estudio de impacto ambiental el ministerio de medo ambiente le exige a la CDEEE que debe tener un certificado de título o documento de compra de todos estos terrenos, no hay  constancia formal que haga referencia a esta operación, ni ninguna otra respecto a los mismos.

Es obvio que en esas condiciones tome fuerza la versión de que  pretenden colocar otras plantas allí, y además una fabrica de cemento propiedad de Los Viccini, con lo cual los impactos ambientales dañinos, las afectaciones a la salud y a la agropecuaria de que hemos hablado serian aún mucho mayores.

Ahora que se están filtrando a la prensa muchas de las travesuras en torno a  este proyecto, estamos seguros que si no han dicho nada con esta cantidad tan gran de terrenos restantes, es porque lo que se proponen hacer ahí de antemano saben que también será rechazado por la población.

La frontera de estos terrenos llegan hasta Catalina, Paya y Nizao y mientras más cenizas y contaminantes coloquen en toda la zona, a mas riesgos estará expuesta la población, incluso a problemas de desalojos, con el agravante de que estos todopoderosos dioses entienden que la gente ni siquiera tiene derecho a que se le informe.

En fin es que este proyecto por donde quiera que se le mire es un maco, la conspiración es justamente esa, para los banilejos, catalineros, payeros, nizaeros y la población de la Provincia Peravia y el país en general, esto es un atraco a mano armada.

La mayoría de los proyectos a Carbón actualmente en el mundo usan tecnología super-crítica, un poco más costosa con emisiones de carbono más  controladas que los que usan tecnología sub-críticas como es el caso nuestro, el cual nos lo han vendido mucho más caro, pero con la tecnología más atrasada y contaminante, a eso debían referirse los ingenieros de la CDEEE cuando hablaban de “tecnología de punta”, punta que no llegaba ni a Punta Catalina y “un proyecto de clase mundial”, que estaba por debajo del “tiguerague barrial” con que han venido a Bani estos ingenieros con su “banda de ataque”, en representación de intereses políticos-empresariales “pa sabana”, “no perdida”, sino “sabana jovero”, pues quizás entienden que aquí la gente es una manada de animales que no merece la mas minima consulta, ni respeto.

Con todas estas justificaciones nos estamos oponiendo a este proyecto y que no den aún por ganada su apuesta, pues el pueblo se esta empezando a enterar de todo y a reaccionar, es nuestro deber concientizar y organizar esta lucha hasta las últimas consecuencias.

Tenemos derecho a exigir que se rompan todos esos contratos corruptos con Odebrecht, Stanley Consultants y también los contratos secretos con Los Viccini.

Obviamente que con todos los intereses envueltos, sus promotores utilizarán todo su poder y se emplearan a fondo para sacar adelante su engendro aunque en la actualidad tengan dificultades para el financiamiento.

Al final va a depender más que de consideraciones técnicas, económicas y legales, de la movilización social y la actitud de la ciudadana y los actores políticos y mediáticos activos en uno y otro sentido.

No por casualidad los promotores de este engendro, obviaron todas las normas institucionales y se lanzaron a una imposición política por el camino mas corto, movilizando recursos financieros, logísticos y mediáticos y aprovechándose del control de las instituciones para avanzar rápidamente, imponer el proyecto como un hecho consumado, alegar que ya no se puede hacer nada e influir maliciosamente, en el estado de animo de la gente apostando al cansancio y que “bueno, va a contaminar, pero ya no hay tiempo para echar eso para atrás”.

El anterior es simplemente un punto de vista político para ganar apoyo comprando la indiferencia de la gente y su desesperación porque se solucione el problema eléctrico, esa misma estrategia utilizaron en la década del 90, cuando las tandas de apagones justificaron el robo publico que represento la mal llamada “capitalización”.

Este trabajo es una denuncia, como una respuesta a la estafa política con que se ha orquestado este proyecto, por ello lo iniciamos augurándole un corrientaso a los principales propulsores políticos de este engendro.

Incluimos ahí al senador de la Provincia Peravia el señor Wilton Guerrero, pues contrario a otros legisladores que se opusieron a las plantas a carbón cuando intentaron ponerlas en sus comarcas, el les dio la bienvenida en Bani, y que malo, porque un modesto agricultor que se ha transformado en un potentado comerciante y político puede terminar muy mal, como ejemplo contrario al de Máximo Gómez, que muy a tiempo en su carrera político-militar supo ponerse al lado de los mejores intereses del país y el Caribe.

Si al final tienen  éxitos con este parque de generación a carbón mineral y sus cuestiones conexas, esto va cambiar de manera muy sustantiva para mal la vida económica, social y cultural de Catalina, Carretón, Nizao, Paya, Bani y toda la provincia Peravia, que es una zona de tradición agrícola – ganadera, con una agro industrialización y urbanización como extensión agropecuaria (dulces, café, granos enlatados y cosas así). Peravia esta muy lejos de ser Haina que es una vieja zona portuaria y de concentración industrial. Ese proyecto es muy poco lo que tiene que aportarle a Bani, es falso que se multiplicaran los empleos, se perderán mas que los que generaran las plantas.

En principio, ni siquiera nos hemos opuesto a las plantas como tales y además somos conscientes de la importancia de buscarle soluciones a la problemática eléctrica nacional, nos hemos opuesto esencialmente al carbón mineral, un combustible que se esta abandonando en todo el mundo por sus dañinos efectos sobre la salud y el medio ambiente. En el curso de este debate ha quedado claro que si tenemos otras alternativas.

Pero igual, sin desarticular la estructura mafiosa que controla el sistema eléctrico nacional, este seguirá siendo un barril sin fondo, por supuesto que esto es valido para todo el modelo económico y social dominicano.

Por ello esta lucha contra las plantas a carbón, no solo debe sumarse a todo el movimiento por la preservación de la salud, las fuentes de agua y la ecología de nuestro país.

 Aun más importante,   necesitamos librar una batalla sin cuartel contra la impunidad que se roba toda la oportunidad de progreso de nuestros niños /as y no basta ya con encarcelar a los ladrones, es necesario despojarlos del patrimonio físico y monetario que le han sustraído al pueblo, como aquella campaña que lanzaron los jóvenes de los Alcarrizos años  atrás con el lema de que “DEVUELVAN EL DINERO”.

MANOS A OBRA.


No hay comentarios: