FUERA LA BARRICK GOLD DEL PAÍS.

FUERA LA BARRICK GOLD DEL PAÍS.
No a la mega minería y el uso del cianuro, fuera la Barrick Gold del país.

miércoles, 26 de junio de 2013

Presentan Mapa de Desarrollo Humano de la República Dominicana y Perfiles Socio-Económicos y Medio Ambientales Provinciales


martes 25 de junio de 2013 / PNUD  La Oficina de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentó el Mapa de Desarrollo Humano de la República Dominicana y los Perfiles Socio-Económicos y Medio Ambientales Provinciales de Azua, Bahoruco, Barahona, Elías Piña, Hato Mayor, Independencia, Monte Plata y Pedernales.
Santo Domingo.- La Oficina de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) viene impulsando desde el 2008 un proceso de investigación y recopilación de información de las provincias del país, sobre aspectos fundamentales para el desarrollo humano. El concepto de desarrollo humano abarca la ampliación de las libertades u oportunidades reales que tienen las personas para vivir una vida digna.
El objetivo principal de este proceso es proporcionar aportes sobre los avances y desafíos para impulsar el desarrollo humano en cada una de las provincias del territorio dominicano, para contribuir a un mejor entendimiento de la realidad del país, y  aportar a la reflexión, análisis y elaboración de propuestas a favor del desarrollo de las personas que viven en dichas provincias. 
En este contexto, se ha elaborado el Mapa de Desarrollo Humano de la República Dominicana, que identifica las 32 realidades que componen la República Dominicana y describe las diferencias en la distribución espacial de las oportunidades que tienen los dominicanos y las dominicanas para ampliar sus libertades y mejorar su calidad de vida. Esta herramienta, que caracteriza las provincias del país según su nivel de desarrollo humano, utiliza la metodología de medición de desarrollo humano implementada por el PNUD, para calcular el Índice de Desarrollo Humano a nivel provincial (IDHp), así como los índices complementarios al IDH, a saber, el Índice de Desarrollo Humano Ajustado por la Desigualdad (IDHpA), y el Índice de Desigualdad de Género (IDGp), que valoran las pérdidas que ocasiona la desigualdad al IDH y el impacto que tienen las disparidades de género sobre el desarrollo humano del país, respectivamente. 
Los resultados del Mapa de Desarrollo Humano han evidenciado diferencias significativas en las oportunidades de la población que vive en las provincias del país, reflejo de que los logros económicos que ha tenido la economía dominicana no se han traducido con la misma intensidad en mejoras significativas en la salud, la educación y el nivel de vida digno de la población, aspectos fundamentales que se incorporan en el análisis del desarrollo humano.  Las provincias de desarrollo humano bajo tienen los peores indicadores en las tres dimensiones que evalúa el Índice de Desarrollo Humano: vida larga y saludable, acceso a educación y nivel de vida digno. En este grupo se encuentran Elías Piña, Pedernales, Independencia, Monte Plata y Bahoruco, que son también las que exhiben mayores niveles de pobreza. El Distrito Nacional, en contraste, tiene un desarrollo humano alto,  resultado combinado de mejores indicadores educativos, de supervivencia infantil y de ingreso.  Catorce provincias del país tienen un desarrollo humano medio bajo, entre las que se incluyen Barahona, Santiago Rodriguez, Azua, El Seibo, San Juan, Duarte, Valverde, Monte Cristi, Espaillat, Peravia, Hato Mayor, San Cristóbal, La Romana y Dajabón. Este grupo de provincias es muy heterogéneo, con provincias con altos niveles de ingreso (como La Romana), pero deficientes indicadores de salud y educación, y provincias donde el ingreso es bajo, como en la provincia Duarte, pero los indicadores de educación y salud exhiben mejores resultados. En doce (12) provincias, incluyendo Sánchez Ramírez, María Trinidad Sánchez, San José de Ocoa, La Vega, Samaná, Santo Domingo, La Altagracia, Hermanas Mirabal, Monseñor Nouel, San Pedro de Macorís, Santiago y Puerto Plata el desarrollo humano es medio alto.
Las desigualdades que existen entre las provincias y al interior de ellas, incluyendo las brechas de género,  han contribuido a profundizar esas diferencias, retardando aún más el avance en el desarrollo humano del país.   En promedio la desigualdad ocasiona una pérdida de  49%  en el  potencial de desarrollo humano del país. Estas pérdidas son ocasionadas fundamentalmente por el impacto de la salud materna y la fecundidad adolescente, aunque también inciden las desventajas que tiene la mujer en términos de participación política y participación en el mercado laboral. La mayor desigualdad de género se verifica en Hato Mayor, que tienen  pérdidas por desigualdad de género de 60.9%, en tanto que en las provincias Espaillat, San Cristóbal y Distrito Nacional, las brechas entre ambos géneros en esas dimensiones no son tan marcadas.
Por otro lado se presentaron también los Perfiles Socio-Económicos y Medio Ambientales que detallan los indicadores  más relevantes para el enfoque de desarrollo humano. En esta ocasión se han puesto en circulación los perfiles de las provincias Azua, Bahoruco, Barahona, Elías Piña, Hato Mayor, Independencia, Monte Plata y Pedernales.
Estos documentos fueron preparados en colaboración con la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y la Universidad Central del Este (UCE), quienes elaboraron los documentos de las provincias de Barahona y Pedernales, y Bahoruco, Hato Mayor, Independencia y Monte Plata, respectivamente.
Los perfiles provinciales de Azua, Bahoruco, Barahona, Elías Piña, Hato Mayor, Independencia, Monte Plata y Pedernales al igual que el Mapa de Desarrollo Humano de la República Dominicana fueron puestos en circulación el 25 de junio en el Salón Embajador II del Hotel Occidental, El Embajador.
Naciones Unidas República Dominicana.

Información relacionada