FUERA LA BARRICK GOLD DEL PAÍS.

FUERA LA BARRICK GOLD DEL PAÍS.
No a la mega minería y el uso del cianuro, fuera la Barrick Gold del país.

viernes, 19 de abril de 2013

Aparecen planetas rocosos, similares a la Tierra y situados en una zona habitable


Ciencia y Tecnología

Aparecen planetas rocosos, similares a la Tierra y situados en una zona habitable

El telescopio Kepler de la NASA asegura que dos de ellos orbitan alrededor de Kepler-62 mientras que el otro se encuentra alrededor de Kepler-69, que es similar al Sol.

DEMASIADOS PLANETAS
Aparecen planetas rocosos, similares a la Tierra y situados en una zona habitable
Detectan dos planetas similares al Sol y la Tierra. (Foto: Wikimedia)
Hechos de Hoy / UN / Carmen Rodríguez Campos / Actualizado 19 abril 2013Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoCorregir este artículoEnviar a un amigo
El telescopio espacial Kepler de la NASA descubrió un hallazgo inverosímil. Al menos tres plañeras que tienen un gran parecido a la Tierra por su superficie rocosa se encuentran en la zona habitable de las estrellas, es decir, en aquella región donde es posible la presencia de agua líquida.

El hallazgo se anuncio durante una rueda de prensa por la NASA y desde el punto de vista científico se refuerza la teoría de que los planetas rocosos son abundantes en la galaxia y, por lo tanto, que la probabilidad de que alguno de ellos sea habitable es elevada. Pese a ello, no quieren asegurar al 100% que los planetas sean habitables.

Dos de ellos orbitan alrededor de Kepler-62, una estrella algo más pequeña y vieja que el Sol situada a unos 900 años luz de la Tierra. La revista Sciende también confirma que uno de ellos tiene un diámetro de hasta un 61% mayor que la Tierra y una temperatura media superficial de 3 grados centígrados bajo cero.

El otro, más pequeño y algo más alejado de su estrella, tiene un diámetro un 41% mayor que la Tierra y una temperatura media de 65 grados bajo cero. El tercer planeta se encuentra en órbita alrededor de otra estrella, llamada Kepler-69, que es similar al Sol. Tiene un diámetro un 70% mayor que la Tierra y se encuentra a una distancia de su estrella similar a la de Venus respecto al Sol.

Los tres son lo que lo que los astrónomos llaman supertierras, es decir, planetas lo bastante grandes para poderse detectar con los instrumentos de observación astronómica actuales pero lo bastante pequeños para tener una superficie rocosa. “Estamos haciendo grandes progresos hacia el objetivo de determinar si planetas como el nuestro son la excepción o la regla”, consideraWilliam Borucki, astrónomo de la NASA y director científico de la misión.

Kepler llega a observar hasta 170.000 estrellas en busca de aquellas cuya luz mengüe periódicamente y después vuelva a aumentar. Cuando esto ocurre, los científicos de la misión analizan si el fenómeno se debe al paso de un planeta que tapa parte de la luz de la estrella o a otra causa.

Los planetas de Kepler-62 que se presentaron son los más pequeños confirmados que tienen una superficie rocosa y que se encuentran en la zona habitable de una estrella. Se suman, junto al de Kepler-69, a otros dos planetas posiblemente rocosos descubiertos anteriormente que se encuentran en la zona habitable de su estrella, Gliese 581-d Gliese 667-Cc.

 



No hay comentarios: